La pandemia del COVID-19 vino a cambiar el comportamiento social, después de la crisis muchos comportamientos y formas se habrán ajustado a nuevas visiones y nuevos procesos, la comunicación política no será la excepción.

Los políticos en está crisis adolecieron de EMPATÍA, un elemento fundamental para lograr confianza y cercanía con la población, y que junto con la falta de creatividad siguieron haciendo lo mismo de siempre y por ende obtuvieron los resultados de siempre, el rechazo popular y la percepción de oportunismo.

Después de la crisis de la pandemia del coronavirus la ciudadanía buscara certeza y ampliara el concepto de lo necesario, es el planteamiento dado por Xavi Domínguez. Esto quiere decir que la gente ya no dará votos de confianza a políticos, partidos y gobernantes ahora les exigirá certidumbre y seguridad en las acciones que realicen, es decir, que hechos concretos que resuelvan sus problemas.

En lo que se refiere a la ampliación del concepto de necesario, la ciudadanía extenderá sus necesidades inmediatas comenzando por aspectos como la salud, la educación y la economía.

Otro elemento señalado por Xavi Domínguez es el fortalecimiento de la familia, la cual pasara ser el eje rector de los gobiernos, teniendo la gran posibilidad de que éstos y la ciudadanía fortalezcan los valores y se mejore la convivencia social.

Con estos elementos puestos sobre la mesa concluyo que los políticos deberán evolucionar, renovarse o morir como versa el dicho popular y el primer punto que deberán aplicar es una comunicación asertiva, que aplique la empatía con la gente, saliendo de sus zonas de confort y más que poniéndose en los zapatos de los demás, es el poder estar y comprender la problemática social para dar soluciones eficaces y eficientes.

Deberán expresar mensajes precisos y narrativas coherentes que vayan acompañados de acciones contundentes y que impliquen un beneficio real al ciudadano. Y de igual manera tener la capacidad de gestión de la rabia, ya que quienes logren hacer esto podrán acceder a una comunicación eficiente y real.

Y por último todos quienes participan en la política deben tener claro que cada realidad es diferente, es decir, cada país, estado y municipio tiene sus características y problemáticas especificas y no puedes pretender aplicar un receta igual para todos, se debe tener la capacidad de particularizar cada espacio y esto se lograra únicamente con el consenso.

Sin más a los políticos no les queda más que renovarse o morir, permitiéndose romper el ego y generar equipos de profesionales que les ayuden a trazar estrategias para lograr impactar positivamente en la sociedad y ser verdaderos entes de cambio.

Publicado por benjamín_ramirez

Comunicador por formación, consultor en comunicación estratégica, máster en comunicación y marketing político por el CESCOMPOL, asesor en imagen política por el Colegio de Imagen Pública de Víctor Gordoa, relacionista público por el Centro Unesco y varias instituciones más. Miembro de la Red Jóvenes Políticos de las Américas de la FundaciónCD. Analista en Radio Formula Bajío y articulista en varios medios digitales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: